GRANDES BIOGRAFÍAS

Facebook de Psicología Online

Twitter de Psicología Online

Psicotesa Hola!! Quiero compartir con vosotros la última entrevista que me han hecho en la Revista A tu Salud de Venezuela.... http://t.co/5QzbTxjsiI
10hreplyretweetfavorite
Psicotesa PELÍCULA LA HERIDA (Trastorno Límite de la personalidad. Ana es una joven de 28 años que, aparentemente, lleva... http://t.co/Mq0HwGi6I9
11hreplyretweetfavorite
Psicotesa RT @atusalud_medios: Manipular a los hijos para que rechacen a su otro progenitor, se conoce como Síndrome de Alienación Parental: http://t…
19hreplyretweetfavorite
Psicotesa Ante el Maltrato, tolerancia Cero Parece evidente y suficientemente contrastado que las situaciones de acoso y... http://t.co/kTeW41XiY1
Psicotesa Catfish, el nuevo fenómeno de identidad falsa en internet. Os recomiendo su lectura http://t.co/CLFTcix7YE

Suscribirse


Subscribe Here

EL DUELO

 

Me resulta imposible imaginar que ya nunca estaré sentada contigo, ni oiré tu risa,que todos los días por el resto de mi vida, estarás ausente……..”

 

El duelo es el proceso de adaptación que permite restablecer el equilibrio personal y familiar roto con la muerte del ser querido. Cuando se pierde a alguien muy importante y, duelopese a ser algo natural, puede suponer un gran dolor, desestructuración o desorganización y es psicológicamente tan traumática como herirse o quemarse gravemente lo es en el plano fisiológico. El duelo representa una desviación del estado de salud y bienestar, e igual que es necesario curarse en la esfera de lo fisiológico para devolver al cuerpo su equilibrio homeostático, asimismo se necesita un período de tiempo para que la persona en duelo vuelva a un estado de equilibrio psicológico. Por este motivo, el proceso de duelo es similar al proceso de curación.

El duelo normal abarca un amplio rango de sentimientos y conductas que son normales después de una pérdida.

 

MANIFESTACIONES DEL DUELO NORMAL

SENTIMIENTOS

·         Tristeza: es el sentimiento más común que existe en personas en duelo. Este sentimiento no se manifiesta necesariamente a través de la conducta de llorar, pero sí lo hace a menudo. Llorar es una señal que evoca una reacción de comprensión y protección por parte de los demás y establece una situación social en la que las leyes normales de conducta competitiva se suspenden. Impedir que la tristeza se pueda expresar, con lágrimas o sin ellas, puede conducir a un duelo patológico.

·         Enfado: el enfado se experimenta con mucha frecuencia después de una pérdida. Puede ser uno de los sentimientos más desconcertantes para el superviviente y, como tal, está en la base de muchos de los problemas del proceso del duelo.

·         Culpa y autorreproche:la culpa se manifiesta respecto a algo que ocurrió o algo que se pasó por alto en el momento de la muerte. La mayoría de las veces la culpa es irracional y se mitigará a través de la confrontación con la realidad.

·         Ansiedad:puede oscilar desde una ligera sensación de inseguridad hasta fuertes ataques de pánico. La ansiedad proviene normalmente de dos fuentes. La primera es que los supervivientes temen que no podrán cuidar de sí mismos solos y con frecuencia hacen comentarios como “no podré sobrevivir sin él”. La segunda es que la ansiedad se relaciona con una conciencia más intensa de la sensación de muerte personal.

·         Soledad:es un sentimiento del que hablan con mucha frecuencia los supervivientes, particularmente los que han perdido al cónyuge. El apoyo social puede ser útil para la soledad social pero no mitiga la soledad emocional.

·         Fatiga: a veces se puede experimentar como apatía o indiferencia.

·         Impotencia: es el factor que hace que el acontecimiento de la muerte sea tan estresante. Se presenta en las primeras fases de la pérdida.

·         Shock: se produce muy a menudo en el caso de las muertes repentinas, o cuando la muerte es esperada como consecuencia de una enfermedad progresiva y deteriorante.

·         Anhelo: es una respuesta normal a la pérdida  y cuando disminuye, puede ser señal de que el duelo se está acabando.

·         Emancipación: puede ser un sentimiento positivo. Al principio es un sentimiento incómodo

·         Alivio: muchas personas sienten alivio después de la muerte de un ser querido, sobre todo si ese ser sufrió una larga enfermedad. También puede aparecer cuando la persona fallecida ha mantenido una relación difícil con la persona que experimenta el duelo.

·         Insensibilidad: algunas personas experimentan ausencia de sentimientos después de una pérdida probablemente porque hay demasiados sentimientos que afrontar y sería muy desbordante para la persona en duelo permitir que esos sentimientos se hagan todos conscientes.

SENSACIONES FÍSICAS.

·         Vacío en el estómago

·         Opresión en el pecho.

·         Opresión en la garganta

·         Hipersensibilidad al ruido

·         Sensación de despersonalización

·         Falta de aire

·         Debilidad muscular

·         Falta de energía

·         Sequedad de boca

COGNICIONES

·         Incredulidad: éste es el primer pensamiento que se tiene cuando se conoce una muerte, especialmente si la muerte es súbita.

·         Confusión: muchas personas que sufren un duelo reciente coinciden en que su pensamiento es muy confuso, que parece que no pueden ordenar sus pensamientos, que tienen dificultad para concentrarse y que se le olvidan las cosas.

·         Preocupación: se trata de una obsesión con pensamientos sobre el fallecido, que incluyen pensamientos obsesivos sobre cómo recuperar a la persona perdida. Otras veces la preocupación toma forma de pensamientos intrusivos o imágenes del fallecido sufriendo o muriendo.

·         Sentido de presencia: la persona en duelo puede pensar que el fallecido aún está de alguna manera en la dimensión de espacio y tiempo de los vivos.

·         Alucinaciones:tanto las alucinaciones visuales como las auditivas se incluyen en esta lista de conductas normales.

CONDUCTAS

·         Trastornos del sueño:estos pueden incluir dificultad para dormir y despertar temprano. A veces requieren intervención médica, pero en los duelos normales se corrigen solos.

·         Trastornos alimentarios

·         Conducta distraída

·         Aislamiento social

·         Soñar con el fallecido: es muy normal tener sueños en los que aparezca la persona fallecida, tanto sueños normales como sueños angustiosos o pesadillas.

·         Evitar recordatorios del fallecido: algunas personas evitarán los lugares o cosas que les provocan sentimientos dolorosos (lugar donde murió, cementerio, u objetos que le recuerden al fallecido).

·         Buscar y llamar en voz alta

·         Suspirar

·         Hiperactividad desasosegada

·         Llorar: algunos investigadores creen que las lágrimas se llevan las sustancias tóxicas y ayudan a restablecer la homeostasis.

·         Visitar lugares o llevar consigo objetos que recuerdan al fallecido: refleja el miedo a olvidar al fallecido

·         Atesorar objetos que pertenecían al fallecido